Cirugía de Miopía, Hipermetropía y Astigmatismo

La Cirugía Refractiva se encarga de corregir esos defectos visuales de graduación del ojo que nos impiden ver con claridad los objetos tanto de lejos como de cerca. Para poder ver las imágenes nítidamente, éstas deben estar enfocadas sobre la retina. Se dice que un ojo tiene defecto refractivo cuando enfoca las imágenes, bien por delante (miopía) o por detrás (hipermetropía) de la retina.

Miopía

Un ojo miope es aquel que tiene una curvatura excesiva de la córnea o una mayor longitud axial (un ojo más alargado de lo normal). Este defecto provoca una visión borrosa o poco clara de los objetos lejanos causando que el paciente entrecierre los ojos para poder enfocar y otras molestias adicionales como cansancio o fatiga visual y/o dolor de cabeza. A un paciente miope le cuesta ver de lejos.

Hipermetropía

Un ojo hipermetrope es aquel que tiene un defecto de curvatura de la córnea o una menor longitud axial (un ojo más pequeño de lo normal). Esto se traduce en la imposibilidad de ver con claridad objetos cercanos. A un paciente hipermetropo le cuesta ver de cerca y de lejos. La hipermetropía puede producir dolores de cabeza o fatiga ocular.

Astigmatismo

Un ojo astigmático es aquel que tiene una curvatura irregular de la córnea y esto se traduce en que el paciente ve las imágenes algo deformadas y el contorno de las cosas poco claro, tanto de lejos como de cerca. Esto sucede porque la luz procedente de los objetos y que entra en el ojo se enfoca en más de un punto de la retina. Además de fatiga visual, el paciente puede percibir ardor de ojos u ojos rojos.

Presbicia

Este defecto visual es inevitable, se manifiesta a partir de los 40 años y evoluciona con el paso del tiempo. Con la edad el cristalino pierde progresivamente su elasticidad natural y se torna menos flexible y más rígido, provocando una pérdida progresiva de la capacidad de acomodación que causa la presbicia o "vista cansada". El paciente aleja los objetos para enfocarlos mejor o necesita mayor iluminación.

¿Cómo se pueden corregir los defectos refractivos?

Los defectos refractivos pueden solucionarse mediante gafas, lentes de contacto o con la cirugía. En este último caso, la miopía, astigmatismo o hipermetropía desaparecen para siempre mientras que con las gafas y/o los lentes de contacto, no.

En el caso de la presbicia, la cirugía puede ofrecer resultados definitivos y permanentes, de acuerdo a la edad, estadío de la presbicia y el diagnóstico. Durante el procedimiento, se extrae el cristalino (la lente natural del ojo) que ha perdido gran parte de su funcionalidad y se reemplaza por un lente intraocular que permite recuperar la visión perdida. Un paciente operado de presbicia nunca tendrá catarata ya que el cristalino afectado se ha sustituido por un lente intraocular que nunca se opacará.

La cirugía refractiva no genera ningún dolor ya que se realiza con anestesia tópica, es rápida, indolora y los resultados son definitivos.

LASIK

Esta técnica es la más usada y consiste en la modificación de la curvatura de la córnea mediante la aplicación del láser. El cirujano oftalmólogo realiza un corte preciso en la córnea, plegándola hacia atrás, luego aplica el láser sobre la base restante corrigiendo el defecto visual diagnosticado y vuelve a re-colocar el colgante corneal o flap.

LASEK/PRK

Durante el procedimiento, el oftalmólogo cirugjano, realiza una separación del epitelio, que es la capa más superficial de la córnea, empleando una solución especial alcohólica (en este caso no se realiza un flap o corte corneal). Se aplica el láser Excímer para corregir el defecto refractivo al eliminar las dioptrías y la curvatura de la córnea.

Lente Intraocular

Técnica aconsejada para pacientes con demasiadas dioptrías o que no se pueden someter a la cirugía de láser por no tener una córnea adecuada. Como su nombre lo indica es una técnica mediante la cual se introduce un lente dentro del ojo que varía entre Lente Fáquico o LIO si se sustituye o no al cristalino.

Palabras de pacientes felices

Escucha a cientos de pacientes que han recibido el apoyo y atención de Gavavisión

Cambia tu vida

Libérate de las gafas